• Fiscalizadores descubrieron 462 mil cajetillas de contrabando provenientes de Panamá. Es el quinto caso similar del 2013.

 

Imagen foto_00000005La eficacia de los fiscalizadores del Servicio Nacional de Aduanas nuevamente quedó de manifiesto al descubrir un contenedor de 40 pies repleto de cigarrillos de contrabando en el puerto de San Antonio. El millonario hallazgo se logró gracias a análisis de inteligencia que detectó una ruta de riesgo y permitió establecer que la empresa importadora era ficticia y usaba el rut de una Pyme.

La información fue analizada por la red Oficina Regional de Enlace de Inteligencia (RILO) para Sudamérica –cuya sede está en Valparaíso-, y fue procesada por la Unidad de Análisis de la Administración de Aduanas de San Antonio. Con esos datos, se coordinó un seguimiento y permitió dar con el cargamento que había sido embarcado en el puerto de Balboa, Panamá, con destino a Chile.

El enorme contenedor, denominado “Higt Cube”, fue inspeccionado físicamente por los fiscalizadores aduaneros y comprobaron que no tenía en su interior precisamente bicicletas y repuestos como consignaba el manifiesto de carga del importador, sino que su cargamento correspondía íntegramente a cigarrillos de dudosa procedencia.

Las pesquisas permitieron además verificar que la importadora en realidad era una empresa “fantasma”, ya que el rut que habían registrado en realidad correspondía a una Pyme que si bien se dedica a la importación, lo hace en pequeña escala.

La revisión completa arrojó que el contenido correspondía a 922 pacas (con 50 cajas cada una) de cigarrillos de la marca Jaisalmer y otras 3 pacas de la marca Golden City, con una valoración aduanera o CIF de US$ 2.161.088. Es decir, 46.250 cartones ó 462.500 cajetillas de 20 unidades cada una.

El ingreso de este gran volumen de contrabando implica que también buscaban eludir los impuestos específicos al tabaco, derechos aduaneros y el Impuesto al Valor Agregado (IVA), con lo que además se configura el delito de evasión tributaria por un monto adicional de US$S 2.154.657.

Con este último decomiso, la Aduana de San Antonio lleva un récord de 5 contenedores incautados con cigarrillos de contrabando durante el 2013, con 230.900 cartones de cigarrillos incautados por un monto total de derechos e impuestos dejados de percibir por US$ 9.437.339, cifra histórica para esta administración de aduanas durante los últimos 5 años.

“Con un trabajo de inteligencia del equipo de San Antonio en conjunto con la red RILO, que lideramos a nivel Sudamericano, hemos detectado un nuevo hallazgo que nos lleva a un número histórico a nivel nacional: ya evitamos la cifra de 11 millones de dólares de evasión tributaria, que supera cualquier cifra histórica en el país gracias a las nuevas tecnologías y a los mecanismos de análisis que estamos aplicando en el país”, destacó Jose Luis Robledo, Subdirector de Fiscalización de Aduanas.